Google Translator

10 diciembre 2011

Sweet Life!

    El destino de vez en cuando se propone darle un toque amargo a la vida, pero yo encontré un remedio para quitarme ese mal sabor... tomarme un dulce por cada revés que me dé la vida, una golosina por cada mala cara, un caramelo por cada mala noticia... un bombón por cada lágrima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada